Por qué amo a Federico Moccia

Cuando tenía 15 años una amiga se empezó a bajar películas de Internet. Fue la primera, y no sólo era gratis (!) sino que podíamos ver cosas que acá no se conseguían. Un viernes a la tarde fuimos y puso Tre Metri Sopra Il Cielo, una película italiana que acababa de salir. La amamos. Amamos la trama, los actores, la música, la cursilería, las frases del DJ de Radio Kaos que se escuchaban como voz en off (estoy segura de que mi amiga Cata se las sigue acordando de memoria).

Tre Metri Sopra Il Cielo. 3MSC. Tres metros sobre el cielo. LA película de 2004 en Italia: boom total, la vio más o menos todo el mundo (y tu vieja). Basada en el libro de Federico Moccia que también, por ese año, estaba rompiendo récords de venta. Riccardo Scamarcio (Step) y Katy Louise Saunders (Babi) en la típica – pero no por eso menos valiosa – historia del chico malo en la moto que se enamora de la chica bien (muy Cris Morena/SaliendoDelColegioTeEncontré todo).

272401_TC5JTRUKGY8PHPRYAZAKD6IQHABLJH_x1pgohcjcntymg4r9jheo8avfnk3w9unbncgvdkxmb9_59yelhdz6pd4_H161500_L

Riccardo Scamarcio y Katy Louise Saunders como Step y Babi (2004).

Dos años después nos fuimos todas juntas de viaje a Italia: éramos 20 mujeres y creo que volvimos al menos con 10 ejemplares de “3MSC”. Y del segundo libro de la historia de Step y Babi que acaba de ser publicado: Ho Voglia Di Te. Los leímos todas. Suspiramos. Amamos a Step. Puteamos por el final. En fin, lo normal. Teníamos 17 años.

Siempre pensé que todo había seguido los caminos usuales en cuanto a adaptación de best-seller – película. Quiero decir, nunca lo averigüé porque me parecía lo más normal del mundo: Moccia escribe un libro, es récord de ventas, se hace una película, Riccardo Scamarcio aparece en nuestras vidas, locura. Así. Pero no.

riccardo scamarcio 3msc step

Pa-pi-to.

En 2011 – ya teníamos 23 años pero bueno, seguíamos leyendo a Moccia – Fede (?) vino a la Feria del Libro de Buenos Aires. Hace poco lo habían empezado a publicar en castellano y la sala estaba llena (de mujeres; y de algún que otro novio). Entró Moccia con lo que un amigo llama su gorra de TC 2000 y recién ahí me enteré su historia, o la historia de publicación de 3MSC.

Federico Moccia era un tipo tranquilo (?) que se dedicaba a escribir guiones de televisión. Allá por 1992 escribió “3MSC” (su primera novela) y decidió publicarla en una edición muy pequeña costeada por él mismo. Después de eso, se olvidó del tema.

Lo que Moccia no sabía era que esa pequeña edición se agotó. Y que cuando los chicos que compraban los libros no los encontraron más en las librerías hicieron lo que cualquier persona normal hacía antes de Internet: los fotocopiaron. Tre Metri Sopra Il Cielo se difundió durante años en forma de fotocopia, de un adolescente a otro, sin que Moccia se enterara.

Más de diez años después, un productor de cine estaba haciendo unas fotocopias y vio que en el local tenían pilas y pilas del mismo libro fotocopiado. “¿Qué es eso?”, le preguntó al fotocopiador tano (?). “Un libro, los chicos lo compran sin parar”. El productor se llevó uno también y lo dejó por su casa para después ver de qué se trataba. Esa noche, su sobrina adolescente fue a cenar y le preguntó qué hacía con ese libro, que ella y todas sus amigas habían leído y amaban.

Volvemos a Moccia, que seguía escribiendo guiones y ya usaba su gorrita de TC 2000 (incomprobable). Un día volvió de vacaciones y le habían dejado un mensaje que decía que si era el Moccia que escribió Tre Metri Sopra Il Cielo (¡HACE MÁS DE DIEZ AÑOS!) querían conocerlo y charlar de hacer una película. Tranqui, 120.

El resto ya lo sabemos. La película se hizo, el libro se reeditó y vendió casi 2 millones de ejemplares en Italia, Riccardo Scamarcio está buenísimo, etc. Se produjeron versiones españolas tanto de Tre Metri como de Ho Voglia Di Te y eso las acercó al público argentino. Moccia siguió escribiendo (Scusa ma ti chiamo amore, Scusa ma ti voglio sposare, L’uomo che non voleva amare), haciendo películas, dedicándome libros (?) y cagando el urbanismo de muchas ciudades del mundo like a boss. Pero eso es para otro post.

IMG_0648

Anuncios

Un pensamiento en “Por qué amo a Federico Moccia

  1. Pingback: Lo capo que es Moccia, o como te caga el urbanismo de tu ciudad | Boludeces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s